Hoy recordamos a Nikola Tesla

Publicado en por Jarid

Comenzaré esta entrada con una gran frase de Tesla:

 "La búsqueda del hombre supera su valentía: La sociedad puede tolerar sólo un gran cambio a la vez. La primera vez que intenté cambiar el mundo me saludaron como a un visionario. La segunda, me pidieron cortesmente que me jubilara".
 

Nikola Tesla (Никола Тесла), nacido el 10 de julio de 1856 en Smiljan, Croacia (entonces en el Imperio Austríaco), en el seno de una familia serbia, fue un físico, matemático, ingeniero eléctrico y célebre inventor que revolucionó la teoría eléctrica desarrollando las bases para la generación de corriente alterna. Falleció en Nueva York, Estados Unidos, el 7 de enero de 1943. La unidad de inducción del campo magnético del Sistema Internacional de Unidades lleva el nombre de tesla (T) en su honor.

Pero que hay más allá, qué hay del hombre relegado por la comunidad científica? por haber querido crear energía eléctrica, limpia, libre y gratis para todo el mundo?

Relegado a las solitarias esquinas del conocimiento hoy sabemos que Edison “inventó” la electricidad, que Marconi creó la radio y que Einstein y Newton son los más grandes físicos de la historia gracias a su teoría incombustible, o al menos gracias a un excelente marketing.

Nikola Tesla era un científico que se saltaba la teoría para crear inventos tan asombrosos para el día de hoy, que nos permiten intuír algo del impacto y suspicacias que generaron en su época. 

Tesla revolucionó la teoría eléctrica desarrollando las bases para la generación de corriente alterna. Instalado en EE.UU. trabajó para Edison quien se apropió de parte de su trabajo y boicoteó el resto.

Algo parecido con Marconi, el supuesto inventor de la radio que patentó el transmisor en el año 1900, tres años después de que Tesla hiciera la primera transmisión de sonido a distancia. Marconi en su primer prototipo utilizó por lo menos 15 piezas patentadas mucho antes a nombre de Tesla y se ganó un inmerecido Nóbel el año 1911. Más tarde, fue reconocido con el galardón, pero Tesla se negó a recibirlo.

Como muestra de una vida difícil castigada con el insulto al ingenio, Tesla fue hijo de un predicador y una mujer analfabeta con memoria privilegiada que trataban de hacerlo abandonar sus delirios de inventor desde que a los 5 años creó una especie de molino de viento.

A punto de morir víctima del cólera, le hizo prometer a su papá que si sobrevivía lo dejaría ser ingeniero. Se repuso y trabajó su juventud en Budapest donde desarrolló otros inventos como un amplificador, las primeras teorías sobre la corriente alterna y tomó contacto con Edison para pedirle empleo armado solo de una carta y cuarenta centavos en el bolsillo.

La carta en cuestión estaba firmada por uno de los financistas de Edison en Europa y decía: "señor edison, conozco dos grandes personas en el mundo. Uno es usted y el otro este muchacho". El resto de su carrera en América es una serie de robos, abusos y humillaciones que lo llevaron a la desacreditación y la pobreza.

Durante los veinte años siguientes realizó un gran número de descubrimientos que suenan a ciencia ficción extravagante. ¿Es imaginable una máquina para producir terremotos que de paso puede controlar el clima y crear lluvias torrenciales, sequías y tsunamis a voluntad dónde uno ponga el dedo?

Lo cierto es que Tesla probó un terremoto a escala al conseguir la frecuencia de resonancia en su cuadra y casi derribar el edificio donde vivía. Durante el sismo, sus vecinos lo sorprendieron tratando de apagar un enorme máquina a golpes. A diario desde su taller salían enormes relámpagos y truenos que en ocasiones podían escucharse a más de 35 kilómetros de distancia. Experimentos que eran la base para transmitir electricidad lejos y sin cables.

Tesla pudo encender 20 ampolletas a 40 kilómetros de distancia sin necesidad de cables, desarrollar lo que  50 años más tarde sería el rayo láser y generadores eléctricos que extraían energía de la tierra y la atmósfera. Él sabía que el movimiento del planeta genera una cantidad de electricidad ilimitada que reposa sobre nuestras cabezas a diario.

En 1901 inició la construcción de Wardenclyffe, una enorme torre de 65 mts. con un terminal esférico de 20 mts. de diámetro que aprovechaba las inmensas vibraciones eléctricas del planeta para conseguir energía ilimitada de la tierra y a bajo costo la cual sería transmitida gratuitamente a todo el mundo lo que le valió el desprecio de la comunidad científica y los inversionistas que ya le habían adelantado dinero para su megaproyecto. Wardenclyffe se funó a mitad de su construcción.

Cinco años antes, George Westinghouse, cabeza de la compañía de electricidad del mismo nombre compró muchas de las patentes inventadas y por inventar por Tesla para no desclasificarlas jamás en pro del lucro y evitar que tecnologías como los rayos X, el láser, el tubo fluorescente, el radar y la electricidad fueran gratis para el mundo. Por su parte Edison encontró ayuda en ricos conglomerados que protegían la corriente continua patentada por el norteamericano incluso con ayuda de gobierno que prohibía por ley el desarrollo de investigaciones sobre la corriente alterna de Tesla. Incluso Tesla fue perseguido por agentes de empresas privadas y del gobierno, que destruían sus creaciones y varias veces atentaron contra su vida.

Viejo, triste pero satisfecho de su obra don Nikola acabó sus días sin apoyo de ningún tipo. Desde Croacia recibía una pensión del gobierno que no fue suficiente para sacarlo de la miseria e infelicidad en que falleció el año 1943.

Hoy, Tesla es un prócer que sale en los billetes de 100 dinares en Serbia como un genio al que se le ha negado todo reconocimiento a lo largo de la historia. Un genio denigrado por su gran intelecto, su humildad y sobre todo por su gran humanidad, con el sueño de un mundo con recursos ilimitados, con igualdad de oportunidades y con acceso a la información y a la electricidad en forma gratuita, Tesla tuvo un sueño, como muchos otros, y como a muchos otros les fue negado por el egoísmo de los demás.

DEBEMOS ENTENDER, QUE NI LA TIERRA, NI SUS RECURSOS SON NUESTROS, NO TIENEN PROPIEDAD, TODOS SOLO SOMOS USUARIOS Y COMO TALES, TENEMOS DERECHO DE CONSUMO, PERO MUCHAS MÁS  OBLIGACIONES DE CONSERVARLOS.

Etiquetado en Energía renovable

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post

andres 08/22/2010 04:27


muy interesante lo ultimo que leí, los dos ultimos parrafos, excelente. gracias